BCR Consultores

¿Qué causa la baja recaudación de impuestos en México?

Para la OCDE las principales causas son el elevado nivel de informalidad, una administración tributaria débil y bases impositivas estrechas, según subrayó en su informe "Estadísticas tributarias en América Latina".

En resumen: México recauda poco y mal. Además de que los recursos se obtienen en mayor medida de los hidrocarburos.

“La presión tributaria en México (ingresos tributarios como porcentaje del PIB) ha aumentado ligeramente durante las dos últimas décadas en comparación con los  países de la OCDE, donde se ha mantenido relativamente estable. Sin embargo, esta tendencia alcista viene principalmente determinada por los derechos sobre la producción de hidrocarburos”, señaló el dirigente del organismo, José Ángel Gurría.

 

 

¿Por qué el mexicano no paga impuestos?

No es un secreto que a los mexicanos no les gusta pagar impuestos, como tampoco lo es el creciente disgusto de los contribuyentes que cumplen con sus obligaciones fiscales, quienes reprueban que sean ellos los que solvente la base tributaria mientras que millones permanecen en la informalidad o los mecanismos tributarios permiten a las grandes empresas evadir sus pagos correspondientes.

En este sentido, hablar del sistema tributario en México lleva inevitablemente a puntos de complejidad, trabas, burocracia y requisitos innecesarios, entre las múltiples razones del porqué es más fácil evadir que cumplir.

De acuerdo con un artículo de Proyecto Diez, son tres los factores por los que el mexicano no paga impuestos:

El primero es la percepción negativo del mexicano sobre el gasto público, ya que observa que sus impuestos se transforman en beneficios excesivos para los funcionarios públicos, mientras que no percibe ningún beneficio en su economía ni su contexto urbano, considerando así que su dinero no es capitalizado a favor de entorno.

El segundo obedece a la complejidad de los procesos de recaudación por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el SAT, los cuales son difíciles para un contribuyente de un nivel de estudios básico, y más aún sí su negocio no le da la liquidez financiera para contratar a un contador público que administre fiscalmente su negocio.

El tercero, y último factor, integra la complejidad de los diversos procesos legales, así como los procesos de recaudo, la inseguridad fiscal que tiene México como país, la inestabilidad en cuanto a la fiscalización, la desigualdad en contribuyentes, la diferenciación de trato entre pequeños, medianos y monopólicos contribuyentes, la referencia burocrática, las formulas fiscales, aranceles, los términos usados en la misma ley, los diversos preceptos legales que corresponden a la contribución y pago de impuestos son complicados, entre otros puntos. Es decir, no se toma en cuenta que la mayoría de los contribuyentes no cuentan con especialización en la racionalidad de contribuciones.

 

 

Fuente: Extracto revista en línea altonivel