BCR Consultores

Un trabajador feliz aumenta su productividad hasta un 31% y puede ser un 300% más creativo. El retorno de inversión crecerá si los trabajadores son felices, asegura dice el CEO de la consultora Delivering Happiness at Work en España, Carlos Piera.

La compañía, que comenzó como un libro de autoayuda escrito por Tony Hsieh, CEO de la tienda de ropa y calzado en línea Zappos, tiene como finalidad ayudar a las empresas a hacer felices a sus trabajadores.

"La ciencia ha demostrado que persiguiendo el éxito, es probable que la gente sea feliz. Pero es mucho más probable llegar al éxito si persigues la felicidad como primer objetivo. Eso mejora el desempeño y la eficiencia", añade Piera a la edición del 8 de noviembre de 2013 de la revista Expansión.

El consultor español fue el responsable de convertir el libro y movimiento social de Hsieh en un negocio rentable.

Actualmente, Delivering Happiness at Work trabaja con firmas como HP, Audi, Deloitte, Facebook y Cisco, la minorista de productos para el hogar Lowe's y las financieras Morgan Stanley, GiroBank y Life Financial Group.

¿En qué consiste su método?

Tiene una base científica. Toma aspectos de la neurociencia, la psicología, la antropología y la psicología. Queríamos que nuestro modelo pudiera aplicarse a cualquier empresa de cualquier sector y de cualquier tamaño.

También tiene un enfoque empresarial. Nos fijamos en la experiencia de otras compañías que, de forma intuitiva, han hecho cosas parecidas. Y finalmente, el enfoque humano: el sentido común.

Hace tiempo viajé a India. Ahí descubrí que la felicidad no va vinculada al dinero. Puedes ser generoso sin tener nada. Sonreír es gratis. Y ayudar a los demás tiene doble impacto: en tu felicidad y en la del otro.

¿Cuál es el fin de sus clientes?

Que sus trabajadores sean felices. Si con eso son más rentables, mejor, pero depende de cada corporación.

¿Hay datos que avalen los resultados de Delivering Happiness?

Estamos empezando, todavía no estamos en disposición de dar datos concluyentes. Pero sí hay resultados. The New York Times publicó un estudio que concluía que un trabajador feliz aumenta su creatividad 300%.

La productividad puede aumentar 31%, y la rotación y el ausentismo se reducen en 40%. Tenemos una herramienta informática, Royal Happiness, en la que introduces el número de empleados y te dice cuánto te ahorras al año si tu gente es feliz.

¿Qué aspectos tiene el método de la consultora de la neurociencia, la antropología y la psicología?

De la neurociencia, nos basamos en el impacto que tienen los impulsos y emociones positivas en el cerebro y la salud mental.

También recurrimos a la primatología, y sus estudios sobre una 'ley de la jungla', que no es violenta e individualista, sino generosa, de colaboración y respeto. Tenemos mucho que aprender de los animales 'no racionales', pero sí altamente intuitivos y emocionales.

Adoptamos también aspectos de la psicología positiva, que estudia los elementos que influyen en la felicidad de las personas. Recurrimos también a estudios de filósofos antiguos y contemporáneos que plasman la importancia de la autorrealización y las relaciones con otros seres humanos.

De la sociología, aplicamos sus estudios sobre el comportamiento, los hábitos de la gente y su impacto.

¿Cómo consiguen que los empleados sean felices?

Muchas de las empresas con las que trabajamos tienen tamaño suficiente para admitir cierta movilidad.

Tuvimos un caso de un empleado al que le apasionaba el surf. La compañía redistribuyó sus horas de trabajo para que tuviera todos los viernes libres y pudiera irse a correr unas olas. Esa persona sabe que la empresa se preocupa por él, eso lo motiva y por eso rinde más.

 

 

Fuente: Empresas, CNNExpansion